La Reserva Federal de EE.UU. (Fed) reconoció hoy que el "moderado" ritmo de recuperación económica es menor de lo esperado, pero confirmó que completará el programa de recompra de bonos del Tesoro a final de junio, tal y como había anunciado.

"Para impulsar la recuperación económica en marcha y asegurar que la inflación será consistentes con el mandato" la Fed reafirmó que mantiene los tasas de interés de referencia, entre el 0 % y 0,25 %.

Los tipos de interés seguirán en esos niveles "excepcionalmente bajos" por un "periodo extenso de tiempo", agregó el organismo rector de la política monetaria de Estados Unidos.

Asimismo, indicó que la inflación "ha repuntado algo", aunque reiteró que las expectativas de precios a largo plazo permanecen "estables", según las conclusiones de la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la Fed.

Otra de las preocupaciones mostradas por el organismo presidido por Ben Bernanke es la "debilidad" del mercado laboral ya que la tasa de desempleo, que cerró mayo en el 9,1 %, se mantiene "elevada".

Pese a esta revisión a la baja de las expectativas, la Fed considera que esta ralentización obedece a causas "temporales".

Entre estas razones, citó "el efecto de los altos precios de los alimentos y de la energía en la capacidad de compra de los consumidores así como las alteraciones en la cadena de suministro asociadas con los trágicos sucesos de Japón".

Por ello, la Fed subrayó que espera que "el ritmo de recuperación aumente en los próximos meses y la tasa de desempleo retome su declive gradual", y anunció que, según estaba previsto, a finales de mes concluirá el estimulo monetario lanzado hace un año por importe de 600.000 millones de dólares.

Por último, afirmó que "vigilará las perspectivas económicas y los acontecimientos financieros y actuará como sea debido para fomentar el máximo empleo y la estabilidad de precios".

Se espera que Bernanke ofrezca más precisiones en la rueda de prensa programada para las 14.15 hora local (18.15 GMT).