Los familiares del obrero que desde el sábado pasado se encuentra atrapado en una mina de oro ubicada en la provincia nororiental de León (Nicaragua) manifestaron hoy su inquietud por la lentitud con la que avanzan las tareas de rescate.

Enrique Vílchez, hermano del minero atrapado, dijo hoy a los periodistas que su familia se encuentra "indignada" por la supuesta lentitud en las labores de rescate y acusaron a la empresa Tritón Minera, subsidiaria de la compañía canadiense B2GOLD, dueña de la mina El Limón, de presuntamente desistir de la búsqueda.

"Mis hijos me dicen que han visto demasiado lento las operaciones de rescate. La empresa no ha puesto un empeño", señaló, por su lado, Ana Julia Martínez, madre de Víctor Vílchez, el minero atrapado.

Mientras, Ana Celia Castro, esposa de Víctor, dijo que continúa con esperanzas de que su pareja esté con vida.

"Sé que mi Señor todo lo puede y sé que me lo mantiene con vida", indicó la esposa del minero de 35 años, quien ha permanecido en un refugio improvisado, en las afueras de la mina, junto a familiares, trabajadores y vecinos del lugar.

En tanto, unas 300 personas, entre trabajadores y vecinos del municipio de Malpaisillo, donde está situada la mina, se apostaron ayer frente al portón principal de la rampa Santa Pancha, donde ocurrió el accidente, para presionar a la compañía para que intensifique las labores de rescate.

En un comunicado, B2GOLD llamó a la calma y negó que hayan detenido la búsqueda del minero desaparecido.

La empresa aseguró que instaló un equipo adicional, proveniente de Honduras, para intensificar las actividades de bombeo de agua para el rescate de Vílchez, el único obrero atrapado de los 26 que estaban trabajando al momento que ingresó una fuerte corriente de agua en uno de los túneles de la rampa Santa Pancha de la mina El Limón.

"Estamos poniendo todo el esfuerzo en el bombeo, ya que solo así podremos incrementar las posibilidad del rescate", apuntó el asesor legal y portavoz de la mina El Limón, Jorge Martínez, en el comunicado.

Martínez afirmó que han realizado cuatro intentos para ingresar al sitio donde presumen que esté el minero extraviado, a 171 metros bajo tierra.

Explicó que "las altas temperaturas del agua han impedido que el equipo de rescate llegue donde se cree se encuentra" Vílchez.

El accidente se produjo el sábado pasado cuando una cantidad inesperada de agua entró en uno de los túneles de la rampa Santa Pancha de la mina El Limón, ubicada a 120 kilómetros al noroeste de Managua, según la empresa B2Gold, con base principal en Vancouver (Canadá).

Otros 25 mineros también se encontraban en diferentes áreas cuando ocurrió el incidente y lograron ser evacuados a la superficie, aunque tres de ellos fueron tratados por golpes leves y están fuera de peligro.

Según la compañía, el suceso fue provocado "por un evento de fuerza mayor", debido "a que los niveles intensos de lluvia provocaron que un fuerte alud de agua ingresara en los túneles", lo cual es rechazado por los sindicatos de trabajadores.

Las autoridades mineras de Nicaragua, por su lado, no han dado a conocer las causas del percance.