La ex representante de Michael Jackson y publicista Raymone Bain se declaró hoy culpable en un tribunal en Washington de no haber pagado centenares de impuestos locales y federales desde 2006, informó el Gobierno.

Bain acudió ante un tribunal federal para responder a dos cargos de que no declaró sus impuestos federales y locales en Washington, dijeron en un comunicado conjunto el Departamento de Justicia, el Servicio de Rentas Internas (IRS) y la Oficina de Impuestos del Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital.

El juez federal Alan Kay tiene previsto dictar sentencia el próximo 31 de agosto.

Bain podría recibir una pena máxima de un año en prisión y una multa de 100.000 dólares por el cargo federal, y otros seis meses de cárcel y una multa de 5.000 dólares por la infracción local.

Según la acusación, Bain trabajaba en la industria del entretenimiento y deportes en Washington y fundó la empresa de relaciones públicas Davis, Bain & Asociados.

En 2006 Bain pasó a ser la representante general del "rey del pop" y también presidenta de la Compañía Michael Jackson, desde donde manejaba asuntos financieros, de mercadeo y relaciones públicas del artista.

Pese a que ganó un "ingreso sustancial" por esos servicios, Bain no hizo declaración de impuestos locales y federales, y tampoco pagó los impuestos que debía entre 2006 y 2008.

Bain había demandado a Jackson en Washington en mayo de 2009 por impago de sus honorarios, pero el artista falleció en junio de ese año.

Según los documentos presentados hoy en la corte, la pérdida por incumplimiento de pago de impuestos oscila entre 200.000 y 400.000 dólares.