Un total de 58 presos yemeníes, todos ellos miembros de Al Qaeda, escaparon hoy de una cárcel en la ciudad de Al Mukala, en el este de Yemen, informó hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.

La huida se produjo por un túnel de 35 metros de largo, con el apoyo externo de un grupo que atacó la puerta del penal para ayudar a los presos a que escaparan. Durante la acción resultó muerto un guardia de prisiones, según la nota oficial.

El grupo inicial de escapados eran de 63 reclusos, pero tres de ellos murieron durante el intento y otros dos fueron apresados cuando los agentes intentaron abortar la huida colectiva.

Testigos presenciales y el director de los servicios secretos de la localidad, Atalah al Yoreiza, dijeron a Efe que un grupo de supuestos militantes de Al Qaeda apoyaron la acción desde fuera del penal con un intenso ataque contra la cárcel.

Los prisioneros, que habían organizado su huida con los atacantes, desataron el caos durante el asalto para facilitar la entrada de los hombres armados en la cárcel.

El Ministerio del Interior dijo que algunos de los presos huidos habían sido juzgados por distintos delitos y otros estaban pendientes de comparecer ante los tribunales.

No es la primera vez que supuestos miembros de Al Qaeda logran huir de las cárceles yemeníes.

En febrero del 2006, alrededor de quince dirigentes de esta organización terrorista escaparon de una cárcel en Saná después de haber excavado un túnel debajo de la prisión.

Al Qaeda tiene en Yemen su base de operaciones para la península arábiga, además cuenta con campos de entrenamiento clandestinos y actúa esporádicamente con actos terroristas y ataques a retenes policiales y militares.