El clima común puede ser fuente de mucha charla, pero también tiene un alto precio.

Un estudio difundido por el Centro Nacional para la Investigación Atmosférica, en Colorado, dice que el impacto anual del clima normal en Estados Unidos puede sumar 485.000 millones de dólares.

El economista Jeff Lazo, principal autor del estudio, dijo que "es claro que nuestra economía no es a prueba de agua". En un comunicado añadió que incluso los cambios normales en el clima pueden tener un impacto sustancial en la economía.

"El clima afecta directa e indirectamente la toma de decisiones de producción y consumo en todos los sectores de la economía estadounidense", reportaron los investigadores. "Desde decisiones muy locales de corto plazo, como colocar hormigón en un proyecto de construcción, hasta decisiones más extensas, como cuándo sembrar o cosechar un terreno, o desviar un vuelo por mal clima, aumentar la generación de electricidad para cubrir la demanda extra ante una ola de calor (...), el clima puede tener efectos positivos o negativos en la actividad económica".

Los investigadores estudiaron 70 años de registros climáticos hasta el 2008 de los 48 estados contiguos del país.

El estudio, publicado en el Boletín de la Sociedad Meteorológica de Estados Unidos, se enfocó en variaciones de temperatura, precipitación total y desviación de precipitación promedio.

No tomó en cuenta los costos adicionales del clima extremo, como la racha de tornados de este año, o el posible impacto del cambio climático, el cual se pronostica genere más inundaciones, olas de calor y otros eventos climáticos costosos.