Los dientes podridos y las lesiones en la boca son desagradables, pero el gobierno estadounidense cree que es exactamente lo que necesita para que un fumador abandone el hábito.

Las cajas de cigarrillos pronto llevarán nuevas etiquetas de advertencia con imágenes gráficas sobre los efectos negativos del tabaquismo, incluso pulmones deteriorados y el cadáver cosido de un fumador. El gobierno espera que las nuevas advertencias desalienten a los fumadores, pero tanto éstos como los no fumadores se preguntan si las imágenes son demasiado macabras.

"Alguien vio las advertencias por primera vez y comentó que eran realmente macabras y lo son", admitió la comisionada de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), Margaret Hamburg, en una sesión informativa en la Casa Blanca. "Queremos que los niños comprendan que fumar es terrible y no divertido y que no tiene nada de agradable contraer cáncer bucal".

Las etiquetas, que fueron difundidas el martes, forman parte de una campaña de la FDA para transmitir los peligros del tabaco, que causa unas 443.000 muertes por año en Estados Unidos.

Las advertencias, que serán obligatorias en las cajas de cigarrillos para el otoño de 2012, incluyen varias imágenes que pueden impresionar o inquietar a algunos.

Entre ellas hay un fumador con traqueotomía, una madre que sostiene en brazos a su bebé con humo alrededor de ambos y un hombre con una máscara de oxígeno.

Las etiquetas también ostentan frases como "Fumar te puede matar" y "Los cigarrillos causan cáncer". Deberán ocupar la parte superior de la caja de cigarrillos, tanto en la parte delantera como la trasera y figurar en los avisos.

Algunos consumidores manifestaron el martes preocupación de que las imágenes de las nuevas etiquetas sean demasiado explícitas para los niños y otros que puedan verlas en las estanterías de los comercios.

Zenobia Marder, una estudiante de secundaria de 15 años en la ciudad de Nueva York, se sorprendió cuando vio algunas de las etiquetas. "¡Oh, Dios mío!", exclamó.

Ashley Johnson, de 21 años, de Cincinnati, que dijo haber empezado a fumar hace un año, comentó que "Se ven tan mal".

"Creo que cuando la gente vea estas imágenes, podrían dejar el cigarrillo y sustituirlo con alguna otra cosa".

Las etiquetas de advertencia aparecieron por primera vez en las cajas de cigarrillos en 1965 y las actuales que presentan un pequeño recuadro con texto fueron impuestas a mediados de la década de 1980. Los cambios a las etiquetas más gráficas con imágenes en color sobre los efectos negativos del tabaco fueron ordenados por una ley aprobada en 2009 que, por primera vez, dio al gobierno federal autoridad para regular el tabaco.

Las compañías tabacaleras dijeron que las advertencias gráficas como las nueve etiquetas nuevas podrían ser socialmente inaceptables. Algunas compañías tabacaleras interpusieron una demanda federal que en parte objeta la legalidad de las etiquetas.

Etiquetas similares son usadas en más de 40 países, dijo Stanton Glantz, investigador sobre tabaco de la Universidad de California en San Francisco. Uruguay muestra dientes y encías deteriorados en las etiquetas de los cigarrillos. Canadá impuso en el 2000 etiquetas de advertencia que muestran a una mujer embarazada fumando.

"Estas son las imágenes que dan resultado", comentó Glantz. "Lo que demuestra la investigación es que las imágenes que evocan una fuerte respuesta emocional son las mejores".

___

Los periodistas de The Associated Press Joseph Pisani en Nueva York y Lisa Cornwell en Cincinnati contribuyeron a este despacho.

Michael Felberbaum tiene su cuenta en Twitter en http://www.twitter.com/MLFelberbaum.

___

En internet:

Nuevas etiquetas de advertencia para los cigarrillos: http://1.usa.gov/j2DI5f