El presidente de México, Felipe Calderón, partió hoy hacia Guatemala para participar en la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, dijeron a Efe fuentes de la Presidencia.

Para México, la participación de su jefe de Estado en el foro que se celebra hoy y mañana en Ciudad de Guatemala "reviste particular relevancia", ya que "la seguridad de Centroamérica es condición que complementa los esfuerzos de México en contra de la delincuencia organizada", señala un comunicado de la Presidencia.

Alrededor de las 7.30 hora local (12.30 GMT) salió del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México el avión en el que viaja mandatario de México, que insistirá en "la necesidad de fortalecer la cooperación internacional en materia de seguridad" en la zona.

La estrategia de seguridad que Centroamérica presentará combina programas de prevención del delito y rehabilitación de delincuentes, así como el combate frontal a los grupos criminales que azotan a la región.

En ella hay detectadas 14 prioridades en materia de combate al delito, prevención de la violencia, rehabilitación y reinserción, y fortalecimiento institucional, que cristalizaron en 22 proyectos.

Calderón asiste a la reunión como "invitado especial" de su homólogo guatemalteco, Álvaro Colom, a un encuentro de alto nivel que pretende "encontrar fórmulas de cooperación para mitigar los efectos negativos de las actividades de la delincuencia organizada transnacional en rubros como el económico" y los vinculados con el desarrollo.

La Conferencia forma parte de los trabajos sobre seguridad desarrollados en el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), organismo al que pertenecen Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Además de los gobernantes de Centroamérica, México y Colombia, Juan Manuel Santos, asistirán a la conferencia 55 delegaciones de varios países.

También estarán en Guatemala la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton; la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y el comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht.

Estados Unidos ha señalado que apoyará la creación de una "superestructura" en la región más "efectiva" y "eficiente" para luchar contra el crimen organizado en Centroamérica.