Airbus logró una enorme cantidad de pedidos para su avión de pasajeros A320neo, de bajo consumo de combustible, consiguiendo incluso la mayor venta en la historia de la aviación y eclipsando el esperado arribo del Boeing 787 Dreamliner en la Feria Aérea de París.

En momentos en que las aerolíneas en el mundo se preocupan por los altos precios de los combustibles, ha aumentando la demanda por aviones de bajo consumo.

El A320neo, que la compañía dice consume 15% combustible que el rival Boeing 737 gracias a mejoras en las turbinas y modificaciones en las alas, fue la estrella indiscutible de la Feria de París, el mayor acto anual del sector.

Airbus consiguió un pedido de 180 aviones por la aerolínea india IndiGo, el mayor pedido que haya recibido una compañía. Otros pedidos de A320neo fueron hechos por la chilena LAN, ALAFCO, de Kuwait; la latinoamericana AviancaTACA y la estadounidense Frontier Airlines.

Airbus ha tenido más de 600 perdidos por el A320neo desde que comenzó a promoverlo en diciembre.

El jefe de ventas de Airbus, John Leahy, le dijo a reporteros que los pedidos por el avión pudieran superar 1.000 para cuando concluya la feria el fin de semana, proveyendo respaldo a la decisión de Airbus de adaptar su A320 a las demandas del momento.

El éxito representa además un reto para Boeing, que aún no ha decidido si responderá modificando el 737 o con un nuevo modelo.

Indigo presentó un pedido de 150 aparatos A320neo y 30 de los A320 tradicionales. Airbus ha dicho que el acuerdo está valorado en 15.600 millones de dólares al precio regular, aunque las aerolíneas usualmente negocian descuentos.

El acuerdo superó el récord previo del mayor pedidos de aviones por una empresa, en poder de la compañía china Central Aircraft Sales Corp., que en 2009 hizo un pedido de 150 aviones de Airbus y otro similar a Boeing.

Boeing esperaba robarle atención al total de pedidos de Airbus con el pedido de la aerolínea japonesa All Nippon Airways de su Boeing 787, que recibirá la primera de esas aeronaves en agosto.

En una ceremonia conjunta en la feria de París, las dos compañías mostraron el avión — conocido como el Dreamliner — diciendo que permitirá a las aerolíneas abrir nuevas rutas largas.

El 787 está hecho mayormente con fibra de carbono y resinas compuestas, lo que le hace más ligero y por ello más eficiente en el uso de combustible que aviones de similares dimensiones.

___

Greg Keller tiene su cuenta en Twitter en http://twitter.com/Greg_Keller