Los familiares de Carlos Andrés Pérez llegaron a un acuerdo tentativo para colocar temporalmente en una cripta de un cementerio de Miami al ex presidente venezolano, casi seis meses después de su muerte.

Abogados y familiares de la esposa legal de Pérez en Venezuela, Blanca Rodríguez de Pérez, y de su compañera de más de tres décadas, Cecilia Matos, dijeron el martes que aceptaban las recomendaciones que formuló el lunes el síndico Enrique Zamora de colocar el cadáver de Pérez en el mausoleo de un cementerio del sur de la Florida.

El inicio del juicio para determinar el lugar definitivo del entierro está previsto para agosto.

"Mis clientes no tienen objeciones al informe del señor Zamora", manifestó Juan Antúnez, el abogado de Blanca Rodríguez. El letrado envió su declaración a la AP en un mensaje de correo electrónico.

Cecilia Victoria Pérez Matos, una de las dos hijas que Pérez tuvo con su compañera Cecilia Matos, también expresó que aceptaban la propuesta de Zamora.

"Nosotros desde antes de las recomendaciones (de Zamora) estábamos de acuerdo con lo que fuese", dijo Pérez Matos en conversación telefónica con The Associated Press.

"Lo importante es enterrarlo", aseguró, y de inmediato manifestó su temor de que el proceso se demore aún más si los familiares de Venezuela deciden viajar a Miami cuando el cuerpo sea colocado en la cripta.

El juez Arthur Rothenberg deberá ahora determinar si acepta lo recomendado por el síndico y fijar una fecha para colocar el cadáver en la cripta.

El jueves habrá una audiencia telefónica en la que el juez abordará el tema con los abogados, dijo Pérez Matos.

Pérez falleció el 25 de diciembre en Miami, a los 88 años. Su cadáver embalsamado se encuentra refrigerado en una casa funeraria de esta ciudad, donde vivía junto a Matos desde comienzos de los años 2000.

La disputa judicial se inició a pocas horas del fallecimiento de Pérez, cuando Blanca Rodríguez solicitó a la justicia estadounidense que impidiera el entierro y el cadáver fuera repatriado para enterrarlo en Venezuela.

Matos y sus hijas se oponen al traslado del cadáver y alegan que Pérez no quería volver ni vivo ni muerto a su país mientras estuviera en el poder Hugo Chávez, uno de sus acérrimos enemigos.

Rothenberg ordenó a finales de febrero que el cadáver de Pérez fuera depositado "por dignidad" en un lugar neutral mientras se ventila el caso judicial. Pero Blanca Rodríguez apeló la medida y el entierro temporal quedó así postergado.

La corte de apelaciones determinó en mayo que Pérez debía ser enterrado temporalmente, y el juez solicitó entonces al síndico que le recomendara un lugar tras dialogar con ambas partes.

Rothenberg designó al síndico como una figura neutral para velar por documentos de las dos presidencias de Pérez y otras pertenencias, así como para que recomendara un lugar temporario del entierro.

En su informe de 11 páginas enviado el lunes al juez, Zamora que ambas partes coincidían en que no sería necesario realizar un funeral y que el cajón con los restos de Pérez sería colocado en la cripta ante la presencia de familiares, aunque "con la menor publicidad posible".

El síndico estimó que la adquisición de la cripta, los servicios y el traslado del cajón con los restos de Pérez tendrían un costo de poco menos de 5.200 dólares.

La cripta que recomendó está localizada en el cementerio Flagler Memorial Park, en el área occidental de Miami.

El informe no indica quién debería pagar los costos, aunque aclara que el pago debe ser realizado antes de depositar a Pérez en la cripta.

Señala que los restos de Pérez permanecen en un ataúd de cobre "diseñado para cerrarse herméticamente para que nada pueda filtrarse hacia adentro o afuera del ataúd una vez que está cerrado". El síndico dijo que no era necesario cambiar de ataúd.

__

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon