La Reina del Soul saldrá al escenario en sus próximas actuaciones con el pie izquierdo vendado después de tropezar con un tacón alto y quebrarse el dedo gordo.

La vocera Tracey Jordan dijo a The Associated Press el martes que Aretha Franklin no ha cancelado ninguno de sus recitales a pesar del percance luego de una función privada en Dallas.

Franklin actuó el jueves en la casa de un "magnate petrolero" y se encontraba en su hotel preparando su maleta cuando el tacón afilado de un zapato Jimmy Choo se "enredó" con el dedo gordo.

A la mañana siguiente el dedo "aún dolía y latía", dijo Jordan.

La famosa cantante pasó por un hospital de Indianapolis el viernes donde le dieron la mala noticia. Sin embargo, actuó esa noche en Greenwich, Connecticut, como tenía previsto, y lo hará el martes por la noche en el Wolf Trap de Vienna, Virginia.