La organizaci��n internacional Oxfam ha pedido a los ministros de agricultura del G-20, que se reunir��n hoy en Par��s, que reconsideren apostar por las reservas de alimentos como un m��todo eficaz para luchar contra la volatilidad de los precios agr��colas y las crisis alimentarias.

Seg��n informa una nota de la entidad, el borrador del comunicado que ha preparado el G20 para esta reuni��n, donde se comprometen a vigilar el suministro mundial de grano para impedir la especulaci��n en los precios, es "decepcionante" porque no va suficientemente lejos.

En este sentido, Oxfam, en un informe que ha presentado llamado "Prepararse para las vacas flacas", insta a los dirigentes mundiales, y especialmente a los pa��ses que dependen de las importaciones, a "revisar el potencial de las reservas de alimentos".

La organizaci��n recuerda en este estudio que cuando las existencias mundiales de cereales han ca��do entre un 15 y un 20% del consumo mundial, se han producido grandes incrementos en los precios que han coincidido con las peores crisis alimentarias de los ��ltimos cincuenta a��os: 1973-74, 1995-96 y 2007-08.

Seg��n Justin Lin, vicepresidente primero del Banco Mundial, la ��ltima crisis provoc�� que 150 millones de personas carecieran de alimentos suficientes y se habr��a evitado solo con un 2,7% m��s de reservas alimentarias, lo que hubiera supuesto una inversi��n de 1.500 millones de d��lares (10 d��lares por cada damnificado).

En la actualidad, las perspectivas de la Organizaci��n para la Agricultura y la Alimentaci��n indican que la relaci��n entre existencias y consumo de cereales podr��a descender al 17,1% a finales del 2011, lo que supondr��a una amenaza para la seguridad alimentaria de muchas regiones.

Dada la volatilidad en los precios, Oxfam propone que se creen mecanismos nacionales o internacionales que desempe��en un papel de control sobre las reservas y que permitan al sector privado participar en la gesti��n de las reservas p��blicas.

El informe pone como ejemplo los casos de Indonesia, Madagascar y Burkina Faso donde hace tiempo que hay en marcha programas de regulaci��n de las existencias alimentarias que les han permitido hacer frente a la inestabilidad de los precios.

La organizaci��n tambi��n ha pedido a los ministros del G20 que eliminen "lo antes posible" los subsidios y mandatos sobre biocombustibles que "est��n incrementando la volatilidad de los precios y fracasando en la lucha contra el cambio clim��tico".