El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, propuso el martes considerar la protección de denunciantes e implantar un sistema de declaración patrimonial de funcionarios públicos como medidas para combatir la corrupción.

Insulza habló al inicio de dos días de una conferencia regional sobre cooperación anticorrupción y que se realiza en la ciudad colombiana de Cali, en el suroeste del país.

"Si queremos que los funcionarios públicos y los ciudadanos en general cumplan con este deber (de denunciar) lo menos que podemos hacer es ofrecerles protección frente a las intimidaciones de quienes desfalcan el erario público, que en ocasiones constituyen verdaderas mafias o carteles con gran capacidad para disuadir a quienes quieren delatarlos", dijo Insulza citado en un comunicado divulgado por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Es indispensable, añadió, que "quienes estén dispuestos a colaborar con la justicia denunciando a los corruptos perciban que su tranquilidad, su estabilidad laboral y su integridad física y la de sus familiares no van a estar en peligro por esto".

"De lo contrario, va a ser muy difícil contar con su colaboración", añadió.

Propuso, además, que debería implantarse un sistema de "declaración patrimonial y de intereses de quienes desempeñan funciones públicas".

Debe ser "un instrumento eficaz para detectar el enriquecimiento indebido de los servidores públicos y para prevenir los conflictos de intereses en los que puedan incurrir", explicó.