Las autoridades estadounidenses anunciaron el martes la detención durante el mes de mayo de 2.400 extranjeros convictos y prófugos migratorios.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) informó en un comunicado de prensa que los arrestados en los 50 estados estadounidenses son convictos de robo armado, narcotráfico, maltrato a menores de edad, pederastia, lesiones agravadas, falsificación y manejar en estado de ebriedad. Un 22% de los detenidos tienen pendientes órdenes de deportación.

"Los resultados de esta operación subrayan el esfuerzo actual de ICE para arrestar a los extranjeros convictos que azotan a nuestras comunidades, y rastrear a fugitivos que burlan al sistema migratorio de nuestra nación", dijo el director de ICE John Morton.

ICE inició en diciembre de 2009 los operativos de este tipo, que ya ha ejecutado en 37 estados.

El operativo de mayo ha sido el más grande realizado e involucró durante siete días a más de 500 agentes de ICE, en coordinación con la oficina de alguaciles federales (USMS por sus siglas en inglés), el servicio de seguridad diplomática (DSS por sus siglas en inglés), la oficina de protección fronteriza y aduanera (CBP por sus siglas en inglés), la oficina de inspección del servicio postal (USPIS por sus siglas en inglés), y fuerzas policiales estatales y locales.

ICE precisó que los 2.400 detenidos incluyen a un dominicano de 32 años convicto de cinco crímenes violentos, un mexicano de 37 años convicto de violar a una víctima inconsciente, y otro mexicano de 47 años convicto de lesionar a un menor de edad con intención de causar lesiones, además de otros cuatro delitos.

ICE asegura haber deportado la cifra sin precedentes de más de 109.700 extranjeros criminales durante el año fiscal 2011, incluyendo más de 585 convictos de homicidio y más de 3.177 convictos de crímenes sexuales.