El presidente electo peruano Ollanta Humala sueña con la "reunificación" de su país y Bolivia, al tiempo en que se expresó dispuesto a cooperar en la demanda marítima boliviana ante Chile.

Humala formuló sus declaraciones luego de un encuentro con su colega boliviano Evo Morales.

"Yo sueño con la reunificación de Perú y Bolivia. Sueño que en algún momento esa línea fronteriza desaparezca y volvamos hacer una sola nación un sólo país, aún esta en mi memoria el mariscal (Andrés) de Santa Cruz y la Confederación Perú y boliviana", dijo Humala en el almuerzo al que fue invitado por Morales.

La Confederación Perú-Boliviana fue constituida en 1836 y que duró tres años, conformada por la confederación de tres estados: el Nor-Peruano, el Sud-Peruano y el de Bolivia, bajo el gobierno de De Santa Cruz.

Humala al salir del almuerzo en un hotel céntrico de La Paz fue consultado por una periodista si apoyaba la demanda boliviana a Chile sobre una salida soberana al océano Pacífico y el respondió desde lejos: "Sí, apoyo".

"Cooperaremos en esta posición boliviana, no seremos un obstáculo, porque entendemos que están pidiendo la salida por Arica y no vamos a ser un obstáculo", expresó Humala.

Poco antes, Morales recibió cordialmente a Humala y a su esposa Nadine Heredia en Palacio de Gobierno, donde les regaló un cuadro y un collar con una piedra fina.

"Para el Perú como estado, la relación con Bolivia es una relación especial y lo dicho públicamente que somos un mismo núcleo, somos más que pueblos hermanos, somos un pueblo mismo", señaló Humala en una declaración conjunta con Morales tras la reunión de más de una hora.

El presidente electo a Morales a su asunción en Lima el 28 de julio.

"Me siento muy emocionado de estar aquí, hemos tenido una reunión con una agenda abierta, donde hemos intercambiado una serie de puntos de vista pero todos circunscritos a la integración cultural, económica, comercial de ambos pueblos", acotó Humala.

Morales agradeció la visita y dijo que fue aprovechada para conversar sobre la agenda abierta, sin dar conocer que temas se conversaron.

"En cualquier momento nos visitaremos para trabajar de manera cordial por el bien de la familia boliviana, peruana y también latinoamericana", agregó Morales.

Humala llegó a tempranas horas del martes y tiene previsto retornar a su país por la noche.

El presidente electo peruano no asistió al ritual del Año Nuevo Andino 5519 que se celebró en la localidad de Tiwanaku, a 70 kilómetros al oeste de La Paz. El gobierno de Morales anunció que se le cursó la invitación el lunes; sin embargo, no se dio una explicación formal.