El presidente electo peruano, Ollanta Humala, elogió hoy al mandatario boliviano, Evo Morales, por su "identificación sobre todo con los más pobres", y destacó que es "fundamental" que ambas naciones mantengan las mejores relaciones para su integración económica y cultural.

Ambos comparecieron hoy en el Palacio presidencial de La Paz para hacer declaraciones protocolarias, sin rueda de prensa ni anuncios relevantes, tras reunirse por más de una hora.

Humala, elegido el pasado día 5, señaló que su visita es un reconocimiento al trabajo de Morales por el desarrollo de Bolivia, así como al hecho de que sus pueblos son hermanos y tienen una relación especial.

"Es importante entender que el desarrollo del Perú involucra también, de todas maneras, lo que es el desarrollo de Bolivia y viceversa", agregó.

"Para nosotros y particularmente para mi, es fundamental mantener siempre las mejores relaciones con Bolivia, con su gobierno, con su pueblo", apuntó el nacionalista Humala.

El mandatario electo, que jurará su cargo el próximo 28 de julio, dijo que en la entrevista con Morales hablaron de una agenda abierta para impulsar la integración cultural, económica y comercial, y la prosperidad de ambos países.

Recordó que en Bolivia viven más de 30.000 peruanos que en su patria, afirmó, no tuvieron oportunidades de trabajo o educación durante los gobiernos anteriores.

De su parte, Morales destacó que la visita ha sido alentadora para las relaciones "de dos pueblos con la misma historia" y "dos países con mucha esperanza y futuro".

"Esta visita ha sido para conversar anticipadamente y trabajar de manera conjunta con una agenda abierta en bien de dos pueblos", dijo el anfitrión, al agradecer la visita.

Los mandatarios asistieron luego a un almuerzo con funcionarios y dirigentes de movimientos políticos y sociales afines a Morales.

Humala declinó la invitación de Morales para celebrar con él esta madrugada, en la ciudadela preincaica de Tiahuanaco, el Año Nuevo Andino-Amazónico, que festeja el mítico año aimara 5519.