La fiscal general anunció el martes que la entidad a su cargo pedirá la detención del suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, por delitos relacionados con un escándalo de corrupción en millonarios contratos de obras públicas en la ciudad.

En conferencia de prensa, la fiscal Viviane Morales dijo que la detención y la imputación de cargo será el 29 de julio ante un juzgado de Bogotá.

El abogado del suspendido alcalde, Carlos Arturo Gómez, dijo telefónicamente a la AP que aceptan y respetan la decisión judicial, aunque anticipó que en la audiencia de fines de julio demostrarán ante la justicia que Moreno no ha cometido "ningún delito".

"Estoy convencido que si la decisión es en derecho... no habría lugar a ninguna medida de aseguramiento" o detención contra Moreno, consideró.

Entre los cuatro delitos que imputará la Fiscalía a Moreno están, entre otros, contrato sin el cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación. Sólo éste último delito es castigado en Colombia con penas de hasta 15 años de prisión.

El funcionario fue suspendido del cargo en mayo por un período de tres meses, prorrogables por el mismo tiempo.

"Esta formulación de imputación y medida de aseguramiento es producto de la investigación penal que actualmente se adelanta, con motivo de las presuntas irregularidades... de distintas obras públicas en el Distrito Capital, entre ellas las relacionadas con la contratación de las obras de adecuación de la calle 26", una de las más importantes de Bogotá, explicó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Moreno y su hermano, el senador Iván Moreno, ambos miembros del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo, han estado desde fines del 2010 en un debate público por un escándalo sobre supuestos cobros de comisiones ilegales para la entrega y ejecución de contratos de obras públicas en esta capital.

Ambos lo han negado, pero miembros de las empresas contratistas de las obras han dicho que al menos el senador --en prisión desde finales de abril por orden de la Corte Suprema-- cobraba un porcentaje del valor del contrato a cambio de asignar la obra.

Entre esos contratistas figuran los primos Guido, Manuel y Miguel Nule, quienes están detenidos desde abril último porque su grupo empresarial es señalado por la Fiscalía de pagar las comisiones para conseguir los contratos. Las obras, como las de la calle 26, además no fueron concluidas.

El caso del alcalde tiene lugar en momentos en que la unidad del Polo, que se vio a inicios de década como una alternativa de la izquierda colombiana de llegar a la presidencia, se ve una vez más afectada por deserciones de algunos de sus más notables miembros que han argumentado que el partido no ha sabido defender algunas de sus mayores banderas, como la lucha anticorrupción.

El ex senador y actual candidato independiente a la Alcaldía de Bogotá, Gustavo Petro, dijo por teléfono a la AP que la decisión de la Fiscalía es el resultado de una serie de denuncias que él y un concejal hicieron a fines del 2010 sobre las irregularidades en los contratos del Distrito.

En su concepto, la fiscalía debe ahondar para que las investigaciones en "el cartel de la contratación" se extienda a todo el país, donde presume habría esos mismos actos de corrupción.

Según la fiscalía, en los irregulares contratos para obras de infraestructura, como vías en Bogotá, el erario ha sido desfalcado en unos 1.222 millones de dólares.

Los hermanos Moreno Rojas son nietos del ex presidente colombiano Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957).