Los dueños de equipos de la NFL concluyeron cinco horas de discusiones sobre un nuevo contrato colectivo que aportaría a los jugadores poco menos del 50% de los ingresos totales.

Sin embargo, quedan por delante más conversaciones.

Varias personas cercanas a las negociaciones dijeron el martes a The Associated Press que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, y su comité negociador se reunirán con el líder del sindicato DeMaurice Smith, el miércoles y el jueves en Boston. Durante la reunión del martes, los dueños se informaron sobre varios asuntos relacionados con el contrato colectivo.

Las personas hablaron a condición de permanecer anónimas porque se supone que las negociaciones son confidenciales.

"Vamos a reunirnos pronto con ellos y estamos ansiosos por acelerar el paso de las negociaciones", dijo Jeff Pash, jefe negociador de la liga.

Una persona dijo a la AP que la participación de los jugadores respecto de los ingresos se acercaría al 50%, la proporción que el sindicato habría recibido durante la última década. Pero desaparecerían las deducciones por gastos, que ascendieron a unos 1.000 millones de dólares el año pasado y que la liga se embolsa antes de compartir los ingresos.

Además, no habría ya "ingresos designados" que se compartirían con los jugadores, dijo la persona. En vez de ello, los jugadores obtendrían una parte del total de los ingresos, que crecerían significativamente durante la vigencia del nuevo contrato colectivo, la cual sería de entre seis y 10 años. Si los jugadores se llevan 48% o más de un monto más grande de ingresos — y sin la deducción inicial por gastos operativos de la NFL_, recibirían mucho más dinero que con el acuerdo anterior.