El comisionado de Grandes Ligas Bud Selig no actuó de buena fe al rechazar un contrato televisivo que habría ayudado a los Dodgers de Los Angeles, dijo el martes un abogado de Frank McCourt, el dueño del equipo, agobiado por problemas financieros.

El abogado Robert Sacks dijo a The Associated Press que la decisión de Selig de rechazar el contrato con la cadena Fox causará a los Dodgers problemas de liquidez. El comisionado pudo haber advertido antes a McCourt sobre su decisión, agregó.

Selig dijo el lunes que el acuerdo, que habría ascendido a unos 3.000 millones de dólares, no era lo mejor para los intereses del béisbol.

Rob Manfred, vicepresidente ejecutivo de Grandes Ligas, dijo que McCourt fue tratado en forma justa y que la decisión de rechazar el acuerdo se tomó luego de una investigación detallada.