Uno de los pocos beneficios del calentamiento global — menos muertos por la combinación de calor y frío extremos — podría desaparecer en Europa al final, afirmaron expertos en un nuevo estudio.

Durante años, los científicos supusieron que debido al calentamiento global hay en general menos muertes relacionadas con cambios de temperatura que aquellas asociadas por la combinación de las ondas fría y caliente.

El aumento en la muertes por onda de calor durante las temporadas calurosas compensa por mucho la disminución de muertes por frío en los inviernos menos severos.

Sin embargo, un nuevo estudio en Europa determinó que para 2040, el aumento en las muertes por calor posiblemente exceda la reducción en las muertes por frío.

El estudio indica que para 2070, el calentamiento global podría añadir al año 15.000 muertes más relacionadas a la temperatura en Europa, donde hay menos sistemas de aire acondicionado que en Estados Unidos.

El estudio, difundido el martes en la publicación Nature Communications, considera sólo las muertes por frío y calor, no los aumentos debido a inundaciones, sequías y temporales. Se basó en modelos creados por computadora para analizar el clima en el calentamiento global e hizo una comparación con las tasas de mortalidad en 200 regiones separadas de Europa.

La autora jefa del estudio, Joan Ballester, climátologa en el instituto Catalán de Ciencias del Clima en Barcelona, dijo que es improcedente hacer las mismas suposiciones sobre muertes para otros continentes.

Jonathan Patz, director del Instituto de Salud Global en la Universidad de Wisconsin, dijo que parecía haber menos muertes relacionadas al frío en Estados Unidos que en Europa. Eso podría implicar que Estados Unidos registrará, antes que Europa, más muertes por calor que los decesos por frío.

Otros expertos afirman que ese escenario es improbable debido al gran factor del aire acondicionado en Estados Unidos.

___

En internet:

Nature Communications: http://www.nature.com/ncomms