El Banco Mundial (BM) anunció el martes un instrumento que suministrará inicialmente 4.000 millones de dólares para proteger a productores y consumidores ante la inestabilidad del precio de los alimentos.

El primer instrumento de este tipo busca poner a consumidores y productores de productos agropecuarios a salvo de la inestabilidad de los precios, informó el BM en un comunicado. También proteger a los compradores del alza del precio de productos básicos como trigo, azúcar, cacao, leche, ganado en pie, maíz, soya y arroz.

"Con esta nueva herramienta podemos ayudar a los agricultores, productores de alimentos y consumidores a resguardarse de las fluctuaciones de precios, fortalecer su posición crediticia y ampliar su acceso al financiamiento", dijo Robert B. Zoellick, presidente del Banco Mundial.

La formulación de instrumentos de gestión del riesgo será debatida por los ministros de agricultura del G-20 en la reunión que se celebra esta semana en París.

Zoellick ha instado a los ministros de agricultura del G-20 a aumentar la transparencia del sector agrícola con un sistema de información que amplíe el acceso público a datos sobre la calidad y la cantidad de las existencias de cereales, y a eliminar las prohibiciones a la exportación cuando se trate de ayuda alimentaria de carácter humanitario, como mecanismos para lograr estabilidad en los precios de alimentos.

Zoellick advirtió en abril que los precios globales de los alimentos están 36% por encima respecto al 2010, se mantienen cerca del máximo alcanzado en 2008 y su volatilidad ha llevado a 44 millones de personas a la pobreza desde junio del 2010.