El delantero Alexis Sánchez abandonó el martes la concentración de la selección chilena que se prepara para la Copa América, mientras versiones de prensa en Chile y España señalaban que era inminente su incorporación al Barcelona.

La federación chilena de fútbol confirmó en su portal de internet que el ariete del Udinese recibió autorización del seleccionador Claudio Borghi para abandonar la concentración.

El diario catalán Sport, la televisión estatal chilena y radio Cooperativa reportaron inicialmente que Sánchez se aprestaba a viajar a Barcelona para concretar su transferencia al club blaugrana, aunque esas versiones no pudieron ser confirmadas.

El diario italiano La Gazzetta dello Sport citó en su sitio web a Fernando Felicevic, agente del jugador, quien dijo: "Sánchez no ha partido hacia Europa, sólo recibió permiso de su director técnico para atender unos asuntos personales".

Según los medios chilenos, el representante del jugador Claudio Lagos conversó con Borghi tras el entrenamiento matinal de la selección. Luego, el "Niño Maravilla", de 22 años, y su representante salieron del centro de concentración.

El delantero, autor de uno de los cuatro goles de la "Roja" en el amistoso el domingo contra Estonia, se ausentaría del partido que el jueves disputará Chile contra Paraguay.