Airbus compite con su rival Boeing por nuevos pedidos en el mayor evento de la industria de la aviación el martes — y la fabricante de aviones espera no sufrir más problemas técnicos.

Las dos compañías han logrado acuerdos importantes en el segundo día de la Exhibición Aérea de París, si bien Airbus parece tomar la delantera con la venta de 56 aeronaves en convenios con empresas de Estados Unidos y Taiwán.

En el acuerdo más redituable del martes, Airbus informó que la compañía estadounidense de alquiler de transporte aéreo CIT Group se comprometió a comprar 50 de sus aviones A320neo.

Airbus no ofreció cifras del acuerdo con CIT Group, pero el A321neo tiene un valor cercano a los 106 millones de dólares, por lo que se estima que la venta alcanzará los 5.300 millones de dólares.

Airbus agregó que recibió un pedido de seis de sus nuevos aviones A321neo de pasillo único de la aerolínea taiwanesa TransAsia Airways.

Por su parte, la aerolínea nórdica de bajo costo Norwegian Air Shuttle anunció el martes un pedido de 15 aviones Boeing 737-800 en un acuerdo valuado en 1.200 millones de dólares, aunque las líneas aéreas suelen negociar descuentos en pedidos grandes.

Airbus inició el día confirmando un acuerdo con Rolls Royce para proveer motores de mayor potencia para una versión mejorada del A350-1000.

El lunes, Airbus y Boeing anunciaron pedidos, opciones y compromisos que ascienden a un total de 25.000 millones de dólares en el día de inauguración de la exhibición, pero Airbus también sufrió el corte en un ala de su superjumbo A380 y anunció retrasos para su modelo A350-1000.

En el convenio más reciente del martes, la aerolínea rusa Aeroflot anunció haber encargado ocho aeronaves 777 de Boeing en un acuerdo que asciende a 2.270 millones de dólares.

Aeroflot comprará la versión 300-ER del avión 777 de largo alcance.