El dueño del Udinese, Giampaolo Pozzo, puso paños fríos el lunes a la transferencia, que se daba por hecho, del atacante chileno Alexis Sánchez al Barcelona.

"Estamos lejos de cerrar un trato". Los catalanes "han hecho más de una oferta", pero aún no se acercan a los 50 millones de euros (71 millones de dólares) que vale el jugador, expresó Pozzo a un canal de televisión de Sky.

Dijo que el ofrecimiento del Barcelona "no es todavía el precio justo y si no se paga el precio justo el jugador se queda".

Consultado si aceptaría "contrapartidas técnicas" a cambio de Sánchez, Pozzo afirmó: "¿Por qué no? Si fueran útiles para reforzar el equipo".

La prensa chilena ha informado que Sánchez le habría comentado a sus amigos que jugaría por el Barsa y agregaba que estaba por viajar a España.

El fichaje del jugador chileno por el Barcelona se daba por descontado a nivel de la prensa chilena, italiana y española.