Un sismo de magnitud 6,5 remeció el lunes al norte chileno, sin que de inmediato se informara de daños ni víctimas, según el servicio de geología estadounidense USGS.

El temblor se registró a las 12.35 horas (1635 GMT) y su epicentro estuvo 87 kilómetros al este de Calama, 1.570 kilómetros al norte de Santiago, a 117 kilómetros de profundidad. Tuvo una duración de entre 60 a 65 segundos.

El sismo se sintió más fuerte en Alto Hospicio, Iquique y Pica.

En el puerto de Iquique, habitado por unas 200.000 personas, hubo escenas de pánico y personas que huyeron a la calle, pero no se registraron víctimas ni daños, según mostró la televisora estatal.

La policía dijo que en algunas carreteras y caminos interiores se desprendieron rocas, pero no llegaron a interrumpir el tránsito.

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior dijo que no se informó de emergencias por causa del movimiento telúrico.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la armada dijo que el movimiento telúrico no reunió condiciones para generar un tsunami.

Según expertos, hace más de un siglo no se libera energía por lo que la ocurrencia de sismos es previsible en la zona, ubicada directamente encima de las placas de Nazca y Sudamericanas, que se empujan unas a otras.