El presidente Juan Manuel Santos dijo el lunes que junto al mandatario venezolano Hugo Chávez se están comportando "como jefes de estado responsables", y declaró que en los 10 meses que lleva al frente del gobierno colombiano "todo ha sido ganancia" para ambos países.

En una entrevista con Caracol Radio y Caracol Televisión, Santos pidió por la pronta recuperación de Chávez, quien convalece en Cuba de una cirugía por un absceso pélvico.

"Hablo con cierta frecuencia (con Chávez), pero no tanta, en el sentido de que pueden pasar dos o tres semanas sin que hablemos. Tiene que haber un motivo para que él me llame o lo llame", explicó.

Enfatizó que "con el presidente Chávez hemos ido generando confianza" en las relaciones entre Colombia y Venezuela.

Hasta antes de ser elegido como presidente de Colombia, Santos era un duro crítico de Chávez. Pero, pero a días de posesionarse como mandatario el 3 de agosto normalizó las relaciones entre Bogotá y Caracas. Santos ha dicho que Chávez "es mi nuevo mejor amigo".

El mandatario también dijo que el ex presidente Alvaro Uribe "tiene todo el derecho a defenderse porque lo han querido señalar de lo humano y lo divino".

Uribe (2002-2010) estuvo el jueves en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes en una fallida diligencia en torno a su presunta participación en un escándalo de espionaje a magistrados de la Corte Suprema, periodistas, activistas de derechos humanos y opositores de su gobierno. Al final la diligencia fue suspendida.

Respecto al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, señaló que el embajador de Colombia en Washington, Gabriel Silva, le comentó que el sábado habría habido un acuerdo entre demócratas y republicanos para darle luz verde al tema.

Dijo que espera que el acuerdo comercial sea aprobado antes de agosto.

Horas después de la mencionada entrevista, Santos viajó al oriental departamento de Arauca para un consejo de seguridad en donde amenazó con sacar del país a una petrolera, que no identificó, porque presuntamente pagó una extorsión a grupos ilegales.