SAN LUIS, EE.UU.-- El toletero dominicano de los Cardenales de San Luis Albert Pujols estará fuera de acción de cuatro a seis semanas a causa de una fractura en el antebrazo izquierdo.

El equipo informó el lunes los resultados de un examen de resonancia magnetica, un día despues de que el inicialista se lesionase durante un partido en casa ante los Reales de Kansas City. Los cardenales dijeron que Pujols tiene una fractura del radio derecho.

Pujols se lesionó durante una jugada en la inicial en el sexto episodio. El dominicano estaba fildeando un tiro y Wilson Betemit, de Kansas City, chocó con su brazo enguantado.

Pujols se desplomó adolorido. El estelar toletero está promediando .279, tras un inicio lento de la temporada.

El equipo dice que Pujols sufre además dolor en el hombro izquierdo, pero no tiene daños allí.

Con dolores

El jugador de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodriguez, tiene el hombro izquierdo dolorido. Es difícil saber con cuánta intensidad.

Rodriguez minimizó el domingo un artículo publicado en la página de internet ESPNNewYork.com que asegura que el astro de los Yanquis juega actualmente pese a sufrir tirantez en un hombro. El sitio de internet citó a fuentes no identificadas del equipo al señalar que el tercera base del Juego de Estrellas ha estado lidiando con la lesión por varias semanas.

"Uno enfrenta los choques y moretones normales en una temporada larga", dijo. "Creo que esto es tan solo otro pequeño ejemplo de eso. Pero en general me siento muy bien".

Rodriguez conectó tres imparables, anotó tres carreras y produjo una más el domingo, en la victoria de Nueva York de 10-4 sobre los Cachorros de Chicago. Registra un promedio de bateo de .289 con 13 cuadrangulares y 43 carreras producidas en 66 partidos esta temporada.

El pelotero reveló que ha estado recibiendo tratamiento por los dolores en el hombro desde hace aproximadamente 10 días, pero lo consideró como "nada fuera de lo normal".

"Lo siento bien", dijo.

Joe Girardi, manager de los Yanquis, indicó que Rodriguez ha jugado pese a presentar un hombro adolorido y no una torcedura.

"Los jugadores se sienten adoloridos y un poco golpeados", dijo. "De eso no cabe duda... pero no, no se trata de una torcedura".