Presuntos aviones estadounidenses no tripulados dispararon misiles el lunes a un vehículo y una vivienda en el noroeste de Pakistán, matando al menos a 12 personas en un inusual ataque en un área donde habrían viajado algunos enemigos de la OTAN.

El primer ataque fue contra un automóvil en la zona tribal de Kurram, en el que viajaban cinco personas, dijo el funcionario del gobierno local Noor Alam. Mientras los residentes tribales se apresuraban a llegar al lugar, el vehículo volvió a ser atacado, muriendo otras dos personas, agregó.

Minutos después, una nave no tripulada lanzó un misil a una casa cercana, matando a cinco personas, agregó Alam.

Siete de los 12 muertos en los ataques eran milicianos afganos y sus cadáveres fueron llevados al otro lado de la frontera para ser enterrados, dijo Alam.

Dos funcionarios de la inteligencia paquistaní, que hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizados a hacer declaraciones a los periodistas, confirmaron los ataques.

El gobierno de Estados Unidos ha aumentado drásticamente los ataques de aeronaves no tripuladas de la CIA contra combatientes en Pakistán, pero solamente ha habido unos cuantos en la región tribal de Kurram.

Las acciones del lunes podrían indicar una expansión del programa.

La mayoría de este tipo de ataques ha tenido lugar en la región de Waziristán del Norte, un importante santuario para miembros de la red Haqqani, que según oficiales militares estadounidenses es el grupo extremista más peligroso que lucha contra las fuerzas extranjeras en Afganistán.

Asimismo el lunes, decenas de extremistas atacaron con granadas y ametralladoras las casas de dos prominentes ancianos de tribus opuestas al Talibán en el noroeste de Pakistán, donde mataron a cuatro personas e hirieron a otros seis, informó Zabit Khan, un funcionario gubernamental.

Khan dijo que los ataques ocurrieron el lunes por la madrugada en la región tribal de Mohmand, y que uno de los ancianos fue herido gravemente.

En el suroeste de Pakistán, un coche bomba estalló cerca de un colegio de mujeres y mató a dos personas e hirió a otras 12, dijo la policía.

Según el agente Hamid Shakil, los explosivos al parecer fueron activados mediante un dispositivo con reloj. El vehículo fue estacionado cerca de un colegio femenino en Quetta, capital de la provincia de Baluchistán.

Shakil no conjeturó sobre los responsables ni el objetivo del atentado.

Baluchistán es escenario frecuente de ataques de nacionalistas que demandan mayor participación de la riqueza de los recursos naturales de la provincia, aunque los atentados explosivos son ocasionales.

Existe la creencia generalizada de que numerosos rebeldes del Talibán afgano, entre ellos su jefe Mulá Omar, viven en la provincia, fronteriza con Afganistán.

___

Los periodistas de The Associated Press Rasool Dawar en Miran Shah, Pakistán, y Anwarullah Khan en Khar, Pakistán, contribuyeron a este despacho.