Cuatro de cada cinco de los 15,4 millones de refugiados del mundo son albergados por países pobres, donde sus posibilidades de obtener la ciudadanía son escasas y sus oportunidades económicas son limitadas, afirma un informe de las Naciones Unidas publicado el lunes.

Más de un cuarto del total de refugiados a nivel mundial está en Pakistán, Irán y Siria.

Estas cifras no reflejan la ola más reciente de personas desplazadas por los conflictos en el Norte de Africa, cuya mayoría ha encontrado refugio en los países vecinos mientras que las naciones europeas buscan impedir que lleguen hasta sus costas.

"Los temores de una presunta oleada de refugiados hacia los países industrializados ciertamente han sido muy exageradas o combinadas erróneamente con temas de migración", indicó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres.

Guterres visitó el domingo la isla italiana de Lampedusa, donde acompañado por la embajadora de buena voluntad de la ACNUR, Angelina Jolie, se reunieron con inmigrantes y refugiados que huyeron de Túnez y Libia en los últimos meses.

La ACNUR con sede en Ginebra, Suiza, indicó que la situación ha cambiado drásticamente desde su fundación en 1950, cuando el enfoque estaba en un grupo de 2,1 millones de europeos que fueron desplazados por la Segunda Guerra Mundial.

Además de los 15,4 millones de refugiados — un ligero incremento de 153.000 en comparación a las cifras que se tuvieron en el 2009 — la ACNUR ha contado 27,5 millones de personas desplazadas de manera interna y registró a 850.000 personas que solicitaron asilo político el año pasado. En total, hay 43,7 millones de personas que han sido desplazadas por la fuerza en todo el mundo, agregó la ACNUR.

Los palestinos configuran una tercera parte de la población mundial de refugiados — son casi cinco millones de desplazados — muchos de los cuales han vivido casi todas sus vidas en los países vecinos.