Una academia de arte puso en exhibición el lunes un cuadro de Pablo Picasso valuado en 7 millones de dólares, la primera vez que esto sucede en el territorio palestino.

El cuadro "Buste de femme" (Busto de mujer) llegó en préstamo del Van Abbemuseum de Eindhoven, Holanda. Los organizadores dijeron que tuvieron que superar problemas de medios de transporte fiables y de varios retenes israelíes.

El director artístico de la academia palestina, Jalid Horani, dijo que tomó dos años negociar el préstamo, y que el viaje del cuadro fue "una historia llena de detalles y dificultades".

La escuela de arte de Ramalá hizo el pedido a principios de 2010. Generalmente, las gestiones entre museos se concretan en unos seis meses.

"Aquí nada es normal", dijo Horani. "Habíamos planificado antes traer una obra de arte, pero nos encontramos con todas las complicaciones políticas".

Horani dijo que el cuadro voló de Amsterdam a Tel Aviv, desde donde lo escoltó una compañía de seguridad israelí.

El cuadro es la obra más valiosa que posee el museo holandés y a la vez la pieza de arte occidental más importante que se haya exhibido en Cisjordania. Es la pieza central de la muestra "Picasso en Palestina", cuyo objetivo es que los palestinos conozcan el arte occidental.

El óleo de 100 por 80 centímetros es una deconstrucción cubista de un rostro de mujer en tonalidades de gris.

Los directores de la academia esperan que el préstamo aliente a otras instituciones a seguir el ejemplo.

"Picasso en Palestina es parte de un proceso más amplio en el que una colección de arte moderno trata de adaptarse a los cambios sociales y culturales que se producen a nuestro alrededor", dijo Charles Esche, director del Van Abbemuseum. "Nuestro Picasso se verá cambiado por su viaje a Ramalá. Adquirirá un significado adicional, y la historia será parte de la historia del cuadro".