La comunidad internacional ya está aportando fondos necesarios para ejecutar una estrategia regional de seguridad en Centroamérica, por lo que la conferencia sobre la materia a realizarse en Guatemala desde el miércoles servirá para ajustar los esfuerzos existentes y hacerla más eficaz.

El subsecretario de estado para el hemisferio occidental, Arturo Valenzuela, señaló en conferencia de prensa que los aportes de la comunidad internacional a América Central en distintas áreas supera actualmente los 900 millones, cifra que según los gobiernos centroamericanos costaría un plan regional de seguridad.

Ahora "hemos llegado a una reconceptualización de lo que los donantes deben hacer, haciendo ajustes para que no nos repitamos y podamos ser más eficaces", señaló.

Los presidentes de los siete países integrantes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) se reunirán en Guatemala con la secretaria de Estado Hillary Clinton y representantes de otros países considerados "amigos" de la región como México, Colombia, Canadá, España, Alemania y la Unión Europea, entre otros. El secretario general de la OEA José Miguel Insulza también asistirá.

El presidente Barack Obama anunció una contribución de 200 millones de dólares cuando visitó El Salvador en marzo.

Valenzuela reconoció que entre los países contribuyentes hay preocupación de que las naciones centroamericanas no recaudan suficientes impuestos que le permitan invertir lo suficiente en planes de seguridad.

"Si hay países que tienen menos del 10% del PIB (producto interno bruto) reflejado en recaudación impositiva, eso no está a la altura de lo que se requiere", dijo Valenzuela sin especificar países ni cuál sería un porcentaje del PIB recaudado que podría considerarse aceptable.

El sector privado salvadoreño se ha pronunciado en contra de un nuevo impuesto propuesto el mes pasado por el presidente Mauricio Funes que buscaría recaudar 380 millones de dólares durante tres años para programas de seguridad.

En Costa Rica, la presidenta Laura Chinchilla aún no logra la aprobación legislativa de dos proyectos con el propósito de recaudar 100 millones de dólares adicionales para financiar el combate al crimen organizado.

William Brownfield, subsecretario de Estado para el narcotráfico internacional, dijo en la conferencia de prensa que Estados Unidos en la actualidad tiene muchos planes bilaterales con países centroamericanos, así que el encuentro en Guatemala buscará "crear una estructura super-regional a tantos programas bilaterales que existen".

Brownfield, quien también viajará a Guatemala, explicó que "parte del desafío es aprender las lecciones de los últimos 11 años... Hemos aprendido que si tenemos un esfuerzo fuerte en Colombia y otro en México, al no tener esfuerzo en los siete países en el medio, hemos dejado un gran vacío. Si los gobiernos no lo llenan, el crimen organizado lo va a llenar".

Los esfuerzos antinarcóticos que Estados Unidos financia en Colombia y México han provocado un auge del crimen organizado en América Central, que presenta una de las tasas de homicidios más altas del mundo en zonas sin conflicto bélico.

_________

Luis Alonso Lugo está en Twitter como @luisalonsolugo