El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, demandó hoy "una solución equilibrada" para que países desarrollados y en desarrollo compartan el mantenimiento de los refugiados en sus territorios.

"El peso de ayudar a las personas desplazadas en el mundo está desigualmente repartido", dijo hoy Ban en un mensaje en el día en que se cumple el 60 aniversario de la Convención internacional para refugiados y de la creación del Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), al tiempo que pidió corregir esa situación.

En este día esa agencia de la ONU, con sede en Ginebra, difundió un informe que revela que el 80 % de los refugiados está en los países en desarrollo, que a su vez son los que soportan el mayor peso de los problemas que acarrean, mientras que los sentimientos negativos en su contra crecen en los países ricos.

"Hay un profundo desequilibrio en el apoyo internacional a las víctimas de desplazamientos forzados en el mundo y el 80 % de los refugiados está en países en desarrollo", reconoce el informe 2010 de la ACNUR, que reúne las estadísticas anuales sobre este fenómeno.

La ONU indicó que hay 43,7 millones de personas que viven desarraigadas por situaciones de violencia, desastres o persecución, de las que 27,5 millones son desplazados internos por conflictos, y de ellos, a su vez, 25 millones recibían asistencia y protección del organismo de Naciones Unidas a finales de 2010.

En ese año el número de solicitantes de asilo se elevó a 850.000, de los que una quinta parte corresponde únicamente a Sudáfrica, mientras que de manera general los casos más dramáticos de solicitantes de asilos corresponden a 15.500 niños solos, procedentes sobre todo de Somalia y Afganistán.

Ban subrayó hoy que "esa situación requiere de una solución equitativa", al tiempo que recordó que es precisamente en los países pobres en donde se dan más casos de desplazados forzosos.

El máximo responsable recordó que en la actualidad, igual que cuando hace 60 años se creó ACNUR, las guerras son la principal causa de esos desplazamientos forzosos y recordó que los conflictos y la inestabilidad en Somalia, Irak, Afganistán o las crisis de Oriente Medio y el Norte de África son la causa de la mayoría de los casos registrados.

Asimismo, señaló que se incrementan las cifras de personas que huyen de sus hogares a causa de la extrema pobreza, la degradación ambiental, el cambio climático o la creciente y compleja interrelación entre esos factores y los conflictos.

"Pido a todos que piensen durante un momento en los millones de niños, mujeres y hombres que cada día se ven forzados a abandonar sus hogares, en los riesgos para su vida y en que la mayoría de ellos solo quieren volver a sus casas y empezar de nuevo", señaló el máximo responsable de Naciones Unidas.