Hernán Darío Gómez y sus futbolistas están felices con el respaldo que recibe la selección nacional, y entre los hinchas está el presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

El combinado que viajará a Argentina el domingo para competir en la Copa América y luego en las eliminatorias mundialistas atrae e irradia optimismo.

La idea es dejar atrás grandes traspiés — los de la Copa de 2007 y las eliminatorias mundialistas de Japón-Corea, Alemania y Sudáfrica.

"Nunca habíamos sentido el orgullo que nos hace sentir el presidente, se volvió como un papá con nosotros, se le ve el amor por la selección", anotó Gómez en alusión al cálido ambiente en la ceremonia de entrega del pabellón nacional.

Santos volvió habitual recibir en la Casa de Nariño a los deportistas, especialmente a ciclistas y futbolistas y su respaldo es grande a las selecciones y al Mundial Sub20 previsto en Colombia después de la Copa.

Santos en la campaña por la presidencia expresó el deseo de que Colombia vuelva al Mundial y lo reitera cuando tiene la oportunidad.

"El (Santos) durante la entrega de la bandera habló de la Copa pero habló más del 2014. El objetivo es el 2014 y la gente en la calle pregunta ¿si vamos a clasificar? (al Mundial)", subrayó el estratega.

'Bolillo' Gómez dejo de lado por un momento los asuntos tácticos, la lesión de Hugo Rodallega y habló con los periodistas sobre el sentimiento que genera el combinado.

"El país está unido en torno a la selección, el carisma del equipo es grande, la gente lo quiere, lo aplaude y tenemos ídolos nuevamente. Varios vienen triunfando en Europa y esto nos ayuda mucho, nos motiva", declaró el fin de semana en la cancha del equipo La Equidad, al norte de Bogotá, lugar de entrenamiento de Colombia.

Carlos el 'Pibe' Valderrama — capitán en las citas mundialistas de 1990, 1994 y 1998 — fue ídolo durante años y el imán del momento es Radamel Falcao García, cañonero de la liga Europea.

Colombia ganó la Copa en una ocasión, en casa hace una década, y ahora se abriga la esperanza que la reconquiste con Falcao a la cabeza.