Yao Ming no ha revelado qué hará cuando expire a fin de junio su contrato con los Rockets de Houston en la NBA.

El basquetbolista chino estelar de 2,3 metros (7 pies 6), proclive a las lesiones, no quiso revelar sus planes durante una presentación el domingo de las Olimpíadas Especiales, aduciendo que durante su trabajo con la obra de caridad no quiere discutir nada ajeno a esta participación.

Antes había dicho que esperaba quedarse en Houston, ahora dirigido por Kevin McHale.

El jugador chino dijo que los médicos le afirmaron que su tobillo izquierdo operado está cicatrizando bien, pero que no sabrá antes de avanzado el verano si podrá jugar la temporada próxima. A partir del 1 de julio pasa a ser un agente libre restringido.

Las lesiones lo han limitado a sólo cinco juegos desde la temporada 2008-09.