Una explosión dejó cinco mujeres heridas y dañó levemente un bar de karaoke en una ciudad del sur de Filipinas, informó el domingo la policía.

El incidente genera nuevas preocupaciones sobre posibles ataques terroristas en el país.

El inspector de policía Gilberto Tuzon dijo que los investigadores determinan si la detonación ocurrida en Tacurong, en la provincia de Sultan Kudarat, provino de un enemigo originario de la ciudad o fue un acto de terrorismo.

Tuzon agregó que las víctimas incluían a clientes y meseras.

Autoridades militares indicaron que un mortero 81 milímetros fue utilizado en la explosión, pero Tuzon dijo que el daño no fue tan serio para un explosivo como ese.

El martes 14 de junio, el Departamento de Estado estadounidense renovó su alerta para viajar a Filipinas bajo el argumento de que podrían ocurrir ataques terroristas en el inestable sur del país o en Manila, la capital.