La embajada de Estados Unidos en Ecuador percibía en 2006 una "endémica corrupción" en la empresa estatal petrolera ecuatoriana (Petroecuador), según señala un cable de esa delegación diplomática filtrado por WikiLeaks y difundido hoy por el diario El Comercio de Quito.

En un cable enviado al Departamento de Estado el 3 de agosto de 2006 y atribuido a Sara Ainsworth, encargada de Asuntos Económicos de le Embajada, se señala nepotismo, falta de transparencia, apuros financieros y una incompetente burocracia en Petroecuador.

El diagnóstico de corrupción en la petrolera también fue denunciado por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, desde el inicio de su mandato en enero de 2007, cuando anunció una reestructuración profunda en Petroecuador.

Correa pidió a la Armada a que se hicieran cargo de la estatal y acometieran su reorganización, en un proceso que concluyó en marzo de 2010, cuando los militares abandonaron la administración.

El mandatario también devolvió la autonomía financiera a la petrolera, que se mantuvo varios años sin inversiones.

El cable de WikiLeaks difundido hoy por El Comercio y que corresponde al período del expresidente ecuatoriano Alfredo Palacio, advirtió entonces que una reforma en Petroecuador sería una batalla cuesta arriba.

"Inyectar más dinero en la compañía no sanará sus heridas. Incluso si la entidad se vuelve más ineficiente y la producción continúa cayendo, la compañía seguirá siendo un magneto para las élites políticas que están motivadas por múltiples oportunidades para negociados", escribió entonces Aisworth.

"Los 'chanchullos y mañoserías' permean en todos los niveles de su pesada burocracia y el sindicato de la empresa tiende a recompensar a su personal más improductivo", advirtió en el cable.

Además, consideró que el "equipo y tecnología de producción son anticuados, hay una escasa inversión y los subsidios forzados a los combustibles para los consumidores merman el presupuesto de la empresa".

"La mayoría de la infraestructura de la empresa es obsoleta" señala y recuerda que para ese año, "240 de sus 800 pozos se cerraron debido a la falta de fondos. Sus bodegas están vacías. Usualmente la empresa vuelve a emplear las válvulas y retira la tubería usada para ubicarla en nuevos pozos".

Según fuentes de Petroecuador, citadas en el cable, señalaron que cada empresa subsidiaria de la estatal tenían "su propia mafia" y que "las coimas para los contratos" eran "una práctica regular".

Asimismo, el cable señala que unos "contactos de la industria" petrolera en Ecuador, que Aisworth no identificó, habían denunciado "que la práctica típica de los presidentes de la compañía ha sido hurtar y marcharse".

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino