El club Zenit de San Petersburgo acusó el domingo a la policía antimotines de aplicar una descarga eléctrica a uno de sus futbolistas cuando intentaba arrojar su camiseta a las tribunas después de un partido de la liga Premier rusa.

Imágenes de televisión mostraron al delantero serbio Danko Lazovic cuando se acercó sin camisa a las tribunas donde estaban los simpatizantes de su equipo en el encuentro del sábado contra el local Volga Nizhny Novgorod. Los policías también se le acercaron.

Zenit, el campeón vigente, dijo que al jugador le dieron una descarga eléctrica que le dejó una quemadura debajo del omóplato derecho. La policía lo negó.

"Sólo quería dar mi camisa a los hinchas después del partido cuando un policía vino desde atrás y me dio una descarga eléctrica en la espalda", denunció el jugador al periódico Sport Express. "No sé por qué ocurrió esto. Quizás pensó que yo era uno de los hinchas".