Amy Winehouse recibió una andanada de abucheos y burlas durante un concierto en la capital serbia, en el cual tropezó, masculló algunas canciones y pareció deambular sin rumbo.

Los medios de comunicación serbios describieron el concierto como un "escándalo" y un "desastre". Winehouse hizo su presentación el sábado por la noche ante unos 20.000 seguidores para dar inicio a su gira europea.

El diario Blic dijo que el concierto fue "el peor en la historia de Belgrado".

Winehouse, de quien se conoce enfrenta problemas con las drogas y el alcohol, llegó casi una hora tarde, antes de tropezar en el escenario y cantar entre dientes, aparentemente incapaz de recordar las letras de sus canciones.

Dejó caer el micrófono y ocasionalmente desaparecía del escenario, dejando a su banda tocando sola.

La multitud reunida en la fortaleza de Belgrado difícilmente podía saber qué canción estaba interpretando Winehouse y respondió con ira. Muchos salieron decepcionados.

"Fue horrible", dijo Ivana Bilic, una seguidora. "Ella debió haber cancelado todo, en lugar de aparecer con esto".

El diario Blic difundió una porción del concierto en su sitio de internet, con el comentario: "Escuche, si se atreve".

El boleto costó unos 40 euros (57 dólares), un precio muy alto en un país donde el salario mensual promedio es de unos 300 euros (428 dólares).

La cantante británica pasó recientemente una semana en un programa de rehabilitación en Londres. Su disco "Back to Black" del 2006 obtuvo cinco Premios Grammy, pero su consumo de drogas y problemas con la ley han opacado su música.

___

Diario Blic: www.blic.rs