Con toda esa velocidad en el jardín central, parecería que Peter Bourjos nació para jugar en el Citi Field.

Bourjos conectó el doblete del desempate el viernes y aportó una sensacional atrapada para ayudar al puertorriqueño Joel Piñeiro a sumar la 100ma victoria de su carrera en el partido donde los Angelinos de Los Angeles vencieron 4-3 a los Mets de Nueva York.

Los Angeles han ganado 28 de sus 40 últimos partidos contra equipos de la Liga Nacional.

Piñeiro (3-3) había fracasado seis veces antes de llevarse el triunfo 100 desde su victoria anterior el 10 de mayo contra los Medias Blancas de Chicago. Pero el viernes se enfrentó con el rival correcto al lanzar durante seis buenas entradas y un tercio para mejorar su foja a 4-0 y una blanqueada en siete aperturas en contra de los Mets durante su carrera.

"Sabía que iba a suceder", dijo Piñeiro. "No me presioné demasiado".

El derecho, que permitió dos carreras y seis hits, se sacudió una línea recta hacia su pierna y mantuvo a su rival dominicano José Reyes bajo control.

Reyes llegó al partido encabezando las Grandes Ligas con un promedio de bateo de .348 y 101 imparables y con una actuación contra Piñeiro de un cuadrangular y un triplete. Pero el veloz paracorto terminó de 4-0 y una base por bolas en la novena entrada.

Reyes se robó la segunda, pero Walden recuperó para mantener la 100ma victoria de Piñeiro.

"Lo olvidé completamente hasta después del partido", dijo Walden. "Yo pensaba, Dios mío, probablemente le de un ataque al corazón".

Por jugar bajo reglamento de la Liga Nacional en esta serie interligas, los Angelinos dejaron en el banquillo al bateador estelar venezolano Bobby Abreu durante su primer juego en el amplio estadio de los Mets e iniciaron el partido con sus tres jardineros más veloces como titulares.

Mientras que en Seattle, el novato dominicano Michael Pineda no tuvo miedo de otorgarle una base por bolas al bateador de Filadelfia Ryan Howard para llenar la casa en la sexta entrada.

La decisión surtió efecto.

Pineda salió del problema en la sexta el viernes después de recibir el primer imparable en su contra del juego, para ayudar a los Marineros de Seattle a terminar con una racha de siete victorias consecutivas de los Filis de Filadelfia al derrotarlos 4-2.

La racha de triunfos de Filadelfia ha sido la más extensa de las Grandes Ligas esta temporada.

Al llegar a la sexta entrada, Pineda (7-4) contaba con una ventaja de 3-0 y no había recibido un solo imparable, pero Shane Victorino pegó un sencillo al jardín derecho con dos outs y un corredor en bases. Después Chase Utley le siguió con un sencillo productor. Eso llevó a Howard a la caja de bateo, con 15 cuadrangulares y 57 carreras impulsadas esta temporada.

"No quería cometer errores al entrentarlo", dijo Pineda. "Necesito realizar muy buenos lanzamientos porque es un excelente bateador".

Realizó sus lanzamientos fuera del alcance de Howard, dándole la base por bolas para llenar la casa. Eso permitió que Pineda se enfocara en enfrentar al tercera base dominicano Plácido Polanco, que se ponchó en tres lanzamientos.

Pineda lanzó durante seis entradas y concedió dos hits y una carrera. Dio tres bases por bolas y ponchó a cinco.

El receptor dominicano Miguel Olivo conectó su 11mo cuadrangular de la temporada por los Marineros mientras que Victorino pegó su séptimo por los Filis.

"Todos lucieron apropiadamente", dijo el manager de los Marineros Eric Wedge. "Empezando por Pineda. En serio que tuvo que entregarse a fondo en la sexta entrada, en la que realizó casi 30 lanzamientos (28). Le ayudamos y lo sacamos del apuro".

En otros partidos de interligas, Chicago (Cachorros) venció 3-1 a Nueva York (Yanquis); Washington 8-4 a Baltimore; Cleveland 5-1 a Pittsburgh, Boston 10-4 a Milwaukee; Toronto 3-2 a Cincinnati; Tampa Bay 5-1 a Florida; Texas 6-2 a Atlanta; Minnesota 6-5 a San Diego; Kansas City 5-4 a San Luis; Colorado 13-6 a Detroit; Arizona 4-1 a Chicago (Medias Blancas), y Oakland 5-2 a San Francisco.

En el único juego de la Liga Nacional, Houston derrotó 7-3 a Los Angeles (Dodgers).