El gobierno libio denunció el domingo que civiles murieron en un ataque aéreo de la OTAN que pegó en un vecindario residencial en Trípoli y acusó a la alianza de atacar blancos no militares.

Periodistas con sede en la capital libia fueron llevados por autoridades del gobierno a un vecindario donde supuestamente ocurrió el ataque en las primeras horas del domingo. Les mostraron un edificio destruido mientras se realizaban labores de rescate.

Moussa Ibrahim, vocero del gobierno, dijo que el daño fue causado por cohetes y bombas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El funcionario no pudo indicar un número específico de muertos pero aseguró que no había instalaciones militares cercanas al edificio dañado.

"Esto es atacar áreas civiles de Trípoli", dijo. "Sabemos que la OTAN está acelerando sus operativos contra nosotros".

Los periodistas fueron llevados posteriormente a un hospital donde les mostraron al menos cuatro personas que habrían muerto en el ataque, entre ellas dos niños.

No fue posible verificar de forma independiente la versión del gobierno sobre lo que sucedió.

Las autoridades buscan destacar cada vez más lo que aseguran son ataques contra blancos civiles por parte de aviones militares de la OTAN y llevan a periodistas a los lugares supuestamente bombardeados.

Los periodistas extranjeros en Trípoli no pueden viajar o trabajar con libertad y la mayor parte del tiempo son seguidos por personal de seguridad del gobierno.