Una mujer pidió a las autoridades averiguar si su esposo, presuntamente parte de un grupo de colombianos detenidos en Venezuela desde marzo del 2010, está entre las víctimas de un motín carcelario en el vecino país.

"Que me dé respuestas concretas...qué pasó", dijo Beyaneth Mancera, esposa de Jorge Luis Cano, al mostrar fotos del hombre y documentos sobre el caso de la detención de su marido en Venezuela en el 2010.

"No sabemos si están muertos o están vivos", agregó la mujer, en declaraciones divulgadas por el noticiero RCN desde la ciudad de Villavicencio, en el departamento de Meta y a unos 75 kilómetros al sureste de Bogotá, donde residen.

El año pasado, la Defensoría del Pueblo colombiana confirmó que el 19 de marzo del 2010 en una finca llamada La Ponderosa, en el estado central venezolano de Miranda, detuvieron a por lo menos una docena de colombianos y que las autoridades venezolanas señalaban de ser supuestos miembros de grupos paramilitares.

La Defensoría explicó entonces que según la versión de parientes de los detenidos, entre los que identificó a Jorge Luis Cano, la finca era propiedad de un colombiano radicado en el vecino país desde hacía más de una década y que se llevó a trabajar a algunos familiares.

De acuerdo con la Defensoría, el grupo de detenidos fue llevado a la prisión Rodeo I, en el estado Miranda.

En esa prisión se presentó un motín el pasado 12 de junio y hubo 22 reos muertos. La víspera un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y reclusos en Rodeo I provocó la muerte de dos militares y un interno.

Jhoana Cano, hija del detenido en Venezuela, pidió al gobierno colombiano que aproveche "la buena amistad" que actualmente tiene con Caracas "para que traiga a todos...a mi papá, a mis tíos", según dijo al noticiero.