River Plate cayó el sábado 2-1 ante Lanús y deberá jugar una serie contra un equipo de segunda división para no descender de la principal categoría del fútbol argentino.

Quilmes perdió 1-0 ante Olimpo de Bahía Blanca y perdió la categoría, mientras que Boca Juniors empató 2-2 en tiempo suplementario ante Gimnasia y Esgrima para condenarlo a un desempate con Huracán. Este perdió estrepitosamente por 5-1 ante Independiente.

Gimnasia y Huracán deben dirimir quién descenderá en forma directa y quién jugará la otra serie de promoción contra un equipo de segunda.

Tigre igualó 1-1 frente a Argentinos Juniors y se mantuvo en la primera división y Olimpo también se salvó al vencer a Quilmes.

La parcialidad riverplatense enfrenta con gran desazón el hecho que por primera vez en 110 años de historia su equipo corre el riesgo de perder la categoría. River es el club más ganador en los torneos nacionales, con 33 títulos.

El conjunto de Juan José López deberá jugar dos encuentros ante Belgrano de Córdoba la próxima semana en fechas a confirmar por la Asociación del Fútbol Argentino.

Ante un Monumental enmudecido, Silvio Romero abrió la cuenta a los 30 minutos para Lanús y luego sentenció la derrota de los "Millonarios" en el complemento.

Erik Lamela había logrado la igualdad a los 48 minutos, pero más tarde River perdió el rumbo del partido ante el llanto de varios simpatizantes que no podían creer lo que estaban viviendo.

Un hincha de River murió minutos después de descomponerse en el estadio, según informó la agencia Diarios y Noticias. El hombre de 68 años se descompuso en las tribunas y falleció al llegar al hospital Pirovano, dijo Alberto Crescente, director del sistema de emergencias médicas de Buenos Aires.

Con gol de Martín Rolle a los ocho minutos, Olimpo se salvó del descenso al vencer 1-0 a Quilmes que, pese a perder la categoría, fue despedido con aplausos por su parcialidad.

En La Plata, Gimnasia ganaba 2-0 con goles de Claudio Graf de tiro libre a los ocho minutos y de Guillermo Barros Schelotto de penal antes de la media hora de juego.

El defensor Christian Cellay — ex jugador de Estudiantes, rival local de Gimnasia — anotó los dos goles de Boca, a los 32 minutos y en el último del descuento. El Boca de Julio César Falcioni se despidió del torneo sin poder clasificar a la Copa Sudamericana.

Hasta que entró el segundo gol de Cellay, Gimnasia estaba en zona de Promoción y Huracán se iba al descenso por la goleada 5-1 que sufrió en su visita al Libertadores de América.

Independiente tuvo goles de Facundo Parra, Andrés Silvera, dos de Patricio Rodríguez y el último de Leonel Núñez. Javier Cámpora, que había fallado un penal, descontó con otra pena máxima para Huracán, que terminó con diez hombres por la expulsión del arquero Gastón Monzón.

Cuando todo era llanto en el "Globo" de Parque de los Patricios, llegó la noticia del empate de Boca y la posibilidad de jugar un desempate para no caer en el descenso directo y jugar la Promoción.

Tigre, con gol de Román Martínez a los 28 minutos, igualó 1-1 ante Argentinos y se aseguró seguir en primera división.

Más tarde, Godoy Cruz de Mendoza jugaba ante All Boys.

El domingo, Vélez Sarsfield festejará la obtención del Clausura ante Racing Club en su estadio y Arsenal de Sarandí buscará un lugar en la Sudamericana ante Estudiantes. Banfield se despide frente al San Lorenzo de Omar Asad y Newell's Old Boys cierra el torneo en el Marcelo Bielsa ante Colón de Santa Fe.