Las esperanzas de una solución a los problemas de deuda de Grecia ayudaron a que las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York tuvieran su primera semana de ganancias desde abril.

Alemania relajó el viernes su postura sobre las condiciones para dar a Grecia más préstamos. Los comerciantes esperan que la medida prevenga que Grecia caiga en una moratoria en sus pagos, lo que podría desencadenar otra crisis financiera, debilitando al euro y ocasionado pérdidas generalizadas para bancos y gobiernos que tienen bonos griegos. Un incumplimiento de pagos también empujaría al alza el valor de activos de menor riesgo como el dólar y los bonos estadounidenses.

El promedio industrial Dow Jones subió 43,84 puntos, el 0,4%, a 12.004,36. El Standard & Poor's 500 se incrementó 3,86 unidades o 0,3%, a 1.271,50. Ambos indicadores tuvieron su primera semana positiva desde abril.

El índice compuesto Nasdaq bajó 7,22 enteros, el 0,3%, a 2.616,48 después de señales de que algunas grandes compañías de alta tecnología están vacilantes.

Research In Motion Ltd., fabricante del BlackBerry, cayó 21% después de dar un pronóstico sorprendentemente débil para el trimestre en curso y el resto del año. La compañía tiene problemas para competir con el iPhone de Apple Inc. y los teléfonos basados en el sistema operativo Android, de Google. Otras empresas tecnológicas como Intel Corp. y Cisco Systems Inc. perdieron 0,3%, la mayor pérdida entre las 10 industrias que conforman el índice S&P.

La postura más flexible de Alemania hacia la asistencia a Grecia empujó a la baja el precio de los bonos. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, el cual se mueve en sentido inverso a los precios, subió el viernes temprano a 2,94%, respecto del 2,9% observado el jueves

El indicador S&P 500 terminó la semana con avance marginal de sólo 0,04%. Esa pequeña diferencia fue suficiente para romper una cadena de seis semanas consecutivas con pérdidas que se remota a la última semana de abril. El S&P 500 alcanzó su nivel más alto del año el 29 de abril, y desde entonces ha perdido casi 7%.

Casi dos emisoras se cotizaron al alza por cada una que perdió terreno el viernes en la Bolsa de Valores de Nueva York; el volumen consolidado fue de 4.400 millones de acciones negociadas.

El crudo West Texas Intermediate para entrega en julio perdió 1,94 dólares, o 2%, para establecerse en 93,01 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex). En el mercado de futuros ICE de Londres, el crudo Brent bajó 81 centavos, a 113,21 dólares por barril.

En los mercados bursátiles europeos, el índice británico FTSE 100 ganó 0,3% para cerrar a 5.714,94 puntos, mientras que el indicador alemán DAX subió 0,8%, a 7.164,05 unidades. El índice francés CAC-40 avanzó 0,8%, a 3.823,74.

En Japón, el indicador Nikkei 225 cerró con pérdida de 0,6%, a 9.351,40 puntos.