Vietnam inició el viernes la primera fase de un plan conjunto con su antiguo enemigo Estados Unidos para limpiar el daño ambiental causado por el agente químico naranja.

El proyecto se concentra en puntos donde el defoliante fue almacenado por los estadounidenses durante la guerra en Vietnam, que terminó hace más de tres décadas.

Un comunicado emitido por la embajada estadounidense en Hanoi informó que el Ministerio de Defensa vietnamita comenzará a limpiar a fondo las áreas que rodean al aeropuerto de Danang donde se almacena munición no explosionada. Luego comenzará a remover la dioxina del suelo y sedimentos en el sitio.

La contaminación de la dioxina — un químico utilizado en los herbicidas relacionado a cánceres y defectos congénitos — ha sido un perdurable legado de la guerra. La limpieza removerá la dioxina de 29 hectáreas (27 acres) de tierra en tres zonas.