La policía federal arrestó a un militar desertor, presunto miembro del cártel de los Zetas, sospechoso de participar en la masacre de 72 migrantes cerca de la frontera norte y del secuestro de autobuses de pasajeros en el mismo lugar.

Edgar Huerta Montiel fue detenido en el estado de Zacatecas con su pareja Brenda Acevedo, dijo el viernes Ramón Pequeño, responsable antidrogas de la Secretaría de Seguridad Pública.

Según Pequeño, Huerta asesinó al menos a 10 centroamericanos en agosto de 2010 y secuestró seis autobuses de pasajeros.

En abril las autoridades comenzaron a excavar fosas clandestinas donde han encontrado un total de 193 cadáveres que se cree eran migrantes mexicanos que buscaban cruzar a Estados Unidos. Huerta dijo a la policía que las víctimas secuestradas de autobuses eran llevadas a casas de seguridad y torturadas. Las que morían eran enterradas en fosas.

Huerta, agregó Pequeño, buscaba en autobuses a miembros del cártel del Golfo, antes aliado y ahora rival. Pero agregó que también se cree que muchos secuestros tenían el objetivo de extorsionar a familiares de las víctimas para obtener dinero.

Pequeño dijo que Huerta era el brazo derecho del presunto líder de los Zetas en Tamaulipas, Salvador Martínez Escobedo. Agregó que era jefe del detenido Martín Estrada Luna, conocido como "El Kilo", acusado también del asesinato de migrantes. Estrada creció en Estados Unidos y fue deportado a México en 2009.