Al menos dos personas muertas y más de 3.200 afectados ha dejado la época lluviosa de 2011 que comenzó en mayo pasado en Guatemala, informó hoy una fuente oficial.

Según explicó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en un reporte, el pasado domingo murieron dos personas y otras cuatro resultaron heridas al caer un árbol sobre el vehículo en el que se transportaban.

El hecho se registró en la carretera que de la ciudad sureña de Escuintla conduce hacia Taxisco (Santa Rosa), en el sureste de Guatemala.

El árbol se cayó debido a las copiosas lluvias en esa región.

Según la Conred, en lo que va de la época de lluvias, que se prolonga hasta principios de noviembre próximo, unas 3.200 personas han sido afectadas, y de ellas, 50 fueron evacuadas hacia albergues temporales.

También, dijo, 516 viviendas han resultado con daños por las lluvias y los fuertes vientos en el territorio guatemalteco.

La Conred anotó que sólo en la última semana fueron dañadas 33 viviendas en una aldea de Livingston, en el departamento caribeño de Izabal, por una inundación, que también afectó a 198 personas.

Desde mayo pasado las autoridades de protección civil están preparadas para atender cualquier incidente que provoque las lluvias y mantienen una vigilancia sobre las condiciones meteorológicas para alertar a la población en riesgo.