Rory McIlroy comenzó el sábado la tercera ronda del U.S. Open en un campo del Congressional que ofrecía la posibilidad de buenas tarjetas tanto a él como a sus perseguidores.

En busca de su primer major, McIlroy arrancaba con seis golpes de ventaja sobre Y.E. Yang luego de marcar un récord histórico en el torneo con 131 impactos, 11 bajo par, en las primeras dos rondas.

El sábado, McIlroy y Yang lograron el par en el primer hoyo.

La ventaja de McIlroy tras 36 hoyos igualó el récord, pero muchos jugadores estaban registrando tarjetas bajas en un campo ablandado por mucha lluvia durante la semana.

Webb Simpson, que arrancó temprano, terminó con 66, cinco bajo par, para quedar uno bajo par en total.