La fiscalía de París abrió dos investigaciones judiciales sobre los derrocados presidentes de Egipto y Túnez por presunto lavado de dinero, dijo el viernes una funcionaria judicial.

La funcionaria añadió que las pesquisas no se concentran exclusivamente en el ex presidente egipcio Hosni Mubarak ni en el ex líder tunecino Zine El Abidine Ben Alí, lo que permite a los jueces investigadores examinar a colaboradores de ambos en busca de evidencias de "lavado de dinero en un grupo organizado".

Según la funcionaria, las investigaciones judiciales se abrieron el martes. La informante habló a condición de permanecer anónima, en cumplimiento con la regulación judicial francesa.

Organizaciones ciudadanas presentaron las querellas ante la corte francesa a comienzos de este año, después de que Ben Alí y Mubarak fueron derrocados en levantamientos populares.