El ex capitán de la selección alemana Michael Ballack se disgustó tanto de que lo eliminaran del equipo que rechazó un partido de despedida.

El técnico alemán, Joachim Loew, había dicho el jueves que no contaría más con el concurso del futbolista de 34 años.

Ballack emitió una declaración por medio de su abogado en la que dijo estar "decepcionado y sorprendido" por la declaración del técnico.

Ballack dijo que el ofrecimiento de jugar un partido de despedida en el amistoso con Brasil el 10 de agosto en Stuttgart era "una farsa".