El rendimiento de los bonos de España a 10 años está en su nivel más alto en 11 años debido a que la confianza del consumidor se debilita ante el temor de contagio de la crisis griega.

El rendimiento se mantuvo en 5,64% en el mercado secundario durante las primeras operaciones del viernes, por debajo de la alta de 5,70% que alcanzó el interés el jueves.

Una subasta de bonos españoles realizada el jueves estuvo relativamente bien en términos de demanda pero la tasa promedio demandada para los bonos a 15 años superó el 6%, una nueva marca en la era del euro.

Y la diferencia entre el rendimiento de los bonos a 10 años y el equivalente de referencia alemán terminó el día en 274 puntos base, casi cercano al récord impuesto a finales del año pasado.

España insiste en que sus finanzas están sanas y no necesitan un rescate como el que han recibido Grecia, Irlanda y Portugal.