El técnico Alex McLeish fue contratado para dirigir al Aston Villa cinco días después de haber renunciado al cargo con el rival del otro lado de la ciudad, el Birmingham.

Pese al rechazo de los aficionados, el dueño estadounidense Randy Lerner contrató al escocés como el tercer técnico en menos de un año para el Aston Villa.

"Sé que algunos de nuestros aficionados han expresado su molestia y puedo entenderlo. Me corresponderá a mí convencerlos que soy el hombre indicado para conducir al equipo hacia adelante", dijo McLeish.

Pese a que el Birmingham que condujo McLeish perdió la categoría de Liga Premier el mes pasado, se clasificó a la Liga de Europa en febrero al ganar la Copa de la Liga, y con lo cual puso fin a una sequía de 48 años sin ganar títulos.

McLeish reemplaza en el banco a Gerard Houllier, quien dejó al equipo la semana pasada por problemas cardíacos y apenas después de que estuvo nueve meses al frente del Aston Villa.